top of page
  • José Antonio Fdez Viñas

LOS 3 CRITERIOS PARA EVALUAR SI HAY ACOSO PSICOLÓGICO EN EL TRABAJO



Queridos amigos del blog!!!


Una semana más nos disponemos a realizar un nuevo post en este blog de crecimiento personal, profesional y espiritual. Pero hoy no es un post cualquiera, hoy vamos a hablar de mobbing.


El mobbing es un tema complicado, hay trabajadores que son conscientes de que son víctimas de mobbing, pero lo realmente grave es que la mayoría de las víctimas de mobbing en realidad no saben que lo son.


Los que seguís de forma regular el blog ya conocéis mi historia con respecto a este tema. Como ya comenté mi mayor error fue pensar que aquel Psicópata Narcisista con el que me tocó lidiar solo era una mala persona. Supe que era un Psicópata mucho tiempo después. Con un Psicópata sea cuando sea tu despertar, siempre es tarde.


Por eso, es importante que hoy abordemos este tema. Un tema además que creo que puede ayudar a muchas personas y un tema que si nos basamos en los números de entradas de lectura a mi blog, creo que interesa más de lo que pensamos. La media de lecturas al blog está en 377 lectores por post, pero sin embargo los pocos post que hemos dedicado al mobbing han sobrepasado hasta los 1000 lectores. Por tanto, es posible que haya una mayoría silenciosa que no se atreve a comentar este tema pero que lo sufre.


Toda información que se aporte sobre mobbing y que ayude al despertar de alguna víctima es la mejor aportación para erradicar la lacra laboral del acoso Psicológico en el trabajo.


Como muchos sabéis, tras acreditarme como Coach Zero en el instituto Iñaki Piñuel ayudo a personas a despertar, sobrellevar y superar el acoso laboral principalmente ocasionado por Psicópatas narcisistas.


Cada persona que despierta de ese infierno que vive, pero del que es ignorante, es para mí un bocado de realización personal. Es una forma de aportar a la comunidad la posibilidad de dar a conocer, en primer lugar el ejemplo de una experiencia vital que no me hubiera gustado nunca vivir, y en segundo lugar ayudar por medio de mi capacitación como profesional del instituto Iñaki Piñuel a personas que ya han sido atrapados por algún tipo de acosador.


Los trabajadores que atraviesan un proceso de mobbing suelen dudar sobre lo que les ocurre. Las personas normales ante estos temas somos ingenuos, no nos gusta el conflicto e ignoramos todas las señales de alerta. Por desgracia cuando despertamos normalmente ya es tarde y hemos sido victimizados.


Tengo que decir que no todo es mobbing. Tener una bronca en el trabajo, tener un conflicto puntual con alguien, tener mucho trabajo y poco tiempo para hacerlo, tener estrés, trabajar en un clima laboral tóxico, o incluso ser amonestado o sancionado como medida de régimen disciplinario no es mobbing.


La definición de mobbing según mi mentor Iñaki Piñuel es; “Continuado y deliberado maltrato verbal o modal que recibe un trabajador de otro u otros, con vistas a reducirlo, someterlo, apocarlo, amilanarlo o destruirlo psicológicamente, y que consiste en comportamientos de hostigamiento frecuentes, recurrentes y sistemáticos contra él”


Por eso, hoy quiero daros a conocer los 3 criterios que nos van a acreditar si estamos ante un caso de mobbing.




Estos 3 criterios son;


1.- Criterio de realidad.


El primer criterio para diagnosticar si estamos ante un caso de acoso, es el criterio de realidad. Debe existir conductas de maltrato u hostigamiento.


Como comenté en la introducción de este post, no todo es acoso. Por otro lado, el mobbing es un riesgo laboral y no una enfermedad, por tanto no se requiere la existencia de daño para que pueda evaluarse acoso laboral.


Algunos ejemplos típicos de acoso son; Eliminar a una persona de su puesto de trabajo utilizando maquinaciones contra ella, acusar falsamente de errores a una persona dramatizando y exagerando su importancia, desestabilizar a una persona emocionalmente mediante todo tipo de estrategias, maltratar verbalmente a una persona mediante gritos insultos o amenazas, degradar deliberadamente el rendimiento laboral de una persona, hostigar sistemáticamente a la persona mediante acusaciones falsas acerca del trabajo, inducir a la persona intencionadamente a cometer errores, destruir su reputación mediante calumnias, forzar al abandono de su trabajo mediante amenazas o coacciones, etc…


Estas e infinidad de conductas como estas son conductas de acoso laboral. Por tanto, querido amigo del blog intenta tomar consciencia de tu realidad, para determina si estas inmerso en un posible acoso laboral.


2.- Criterio de frecuencia.


El segundo criterio que debemos analizar para determinar si estamos ante un caso de acoso laboral es el criterio de frecuencia. ¿Con cuanta reiteración o frecuencia se producen estas conductas de maltrato u hostigamiento?


Es fundamental ver con que frecuencia ocurren este tipo de conductas mencionadas anteriormente. El acoso psicológico tiene un proceso de victimización, que es precisamente este hecho de la reiteración en el tiempo lo que te victimiza sin darte cuenta y el que te atrapa sin remedio.


Una vez que estás atrapado asumes la indefensión y ahí es donde quedas a merced del acosador. Da igual tu personalidad o tu carácter, nadie esta libre de caer en un proceso de mobbing.


3.- Criterio de duración.


Hemos visto que tipo de conductas y con que frecuencia se dan, pues bien, el último criterio es el de duración en el tiempo de las conductas. Lo que dinamita tu estado emocional y produce tu victimización es cuanto está durando o cuanto duró en el tiempo las conductas de acoso.


Como promedio, los daños psicológicos de un proceso de acoso aparecen a partir del sexto mes de exposición al maltrato, esto no quiere decir que no exista acoso con antelación a los seis meses.


Por tanto, no dejes pasar por alto y mucho menos en el tiempo las conductas mencionadas, debes tomar consciencia de lo que está ocurriendo cuanto antes. Cuanto mas tiempo pase más grabe es el daño que vas a tener.


Queridos amigos del blog!!!


La mayoría de las conductas de acoso son difíciles de determinar como tal para uno mismo, pero sobre todo para los demás. Los acosadores tienen una careta social con la que consiguen que la víctima no sea creída.


La careta social de los Psicópatas narcisistas es difícil de derribar, pero se puede hacer, eso sí, para poder derribarla antes tienes que descubrir y ser consciente por ti mismo de que eres víctima de acoso. Por tanto, toma consciencia de estos 3 aspectos psicológicos para determinar si eres víctima de mobbing, una vez que lo descubras asesórate y busca ayuda, se sale de esto pero tienes que saber cómo hacerlo.


Feliz semana !!!



179 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page