• José Antonio Fdez Viñas

8 ERRORES QUE DETERIORAN LA COMUNICACIÓN


Queridos amigos del blog!!!!


En el día de hoy vamos a intentar dar algunos consejos que nos van a permitir tener una mejor comunicación. Una buena comunicación entre personas son los cimientos de relaciones fructíferas.


No hay buenas relaciones personales sin una buena comunicación. Da igual si se trata del ámbito personal o del ámbito laboral, sin comunicación no hay relación. Las relaciones de éxito son relaciones con comunicaciones fluidas, con valores como el respeto y la empatía.


Las sensaciones que trasmitimos al comunicar determinan el resultado que obtenemos de esa comunicación. Por eso, hoy vamos a tomar consciencia de muchas cosas que hacemos mal al comunicar y que de ser conscientes de ellas y no hacerlas nos posibilitaría tener una comunicación más satisfactoria.




Vamos con esos errores que cometemos al comunicar y que dinamitan la empatía y el entendimiento.


1.- Mostrar impaciencia


Cuando estamos reunidos con otra persona y mostramos impaciencia estamos con esa actitud cerrando las puertas al acuerdo o el entendimiento.


Para todas las personas su tiempo es valioso. Por tanto, deberíamos de no pensar que solo nosotros estamos muy ocupados y no queremos perder el tiempo.


Si disponemos de poco tiempo y tenemos prisa en terminar una reunión debemos de no realizarla o al menos advertir a los intervinientes del tiempo que disponemos de antemano. Pero una vez que decidimos realizar la reunión no tiene sentido querer terminarla con prisas. Cuando esto ocurre normalmente cometemos actos tales como mirar continuamente el reloj, resoplar o hablar incluso más rápido para intentar terminar antes.


Si no tienes tiempo para una reunión no la convoques o no te sumes a ella, pero si lo haces debes de dar el 100%.


2.- Gritar


Gritar o tener salidas de tono en una reunión es además de una falta de educación la mejor forma de romper vínculos y relaciones propicias para cualquier acuerdo.


Los seres humanos a veces pensamos que por gritar o subir el tono vamos a llevar más razón, pero en realidad lo que se consigue es que las demás personas se pongan a la defensiva y ya no exista entendimiento pase lo que pase o se diga lo que se diga.


Un consejo que quiero trasmitiros por experiencia es que si realmente queremos que las personas con las que conversamos presten la mayor atención a lo que decimos, en vez de subir el volumen y creer que así llegará más el mensaje, bájalo todo lo que puedas, la otra persona o personas van a intentar hacer un esfuerzo por escuchar lo que dices y van a intentar poner su máxima atención a lo que estás diciendo para no perder el hilo de lo que estás contando.


3.- Ser vulgar con el lenguaje


Es nuestra obligación intentar ser impecables con las palabras. No podemos arruinar un acuerdo por faltar el respeto o por ser incluso soez con el lenguaje.


La vida sería mucho mejor para todos si al hablar nos hiciésemos la pregunta interna de si lo que vamos a decir puede ofender a los demás.

4.- Hacer monólogos


Otro de los grandes fallos es el convertirte en protagonistas de monólogos, en donde sueltas tus argumentos, si dejar participar a los demás y sin dar la oportunidad a las demás personas para que se expresen y aporten algún tipo de enriquecimiento sobre lo que se está tratando.


Lo peor de todo es que estas personas suelen ser las que convocan estas mal llamadas reuniones. Si eres dado a los monólogos toma consciencia de esto y da participación a las demás personas.


5.- Contestar solo con monosílabos o frases inacabadas


Cuando contestamos con monosílabos estamos dando un portazo a la posibilidad del dialogo. Contestar con solo un “sí” o con un “no” en realidad no es dialogar. Un ejemplo de este tipo de conductas seguro lo entienden los padres de adolescentes. Por más que intentes hablar con ellos bloquean la posibilidad de dialogo con monosílabos.


Otro de los errores es las frases inacabadas con expresiones que dejan de argumentar lo que se está contando y lo sustituimos por un “y tal” o cosas así. Estas frases inacabadas en ámbitos laborales son un error que dificulta el entendimiento.


6.- Evitar muletillas


Otro de los errores comunes es la utilización de muletillas continuas como “ósea” o “vale” que se utiliza como especie de confirmación retorica ante lo que estamos contando. La reiteración de las mismas muletillas cansa a los demás interlocutores y les hace tener una predisposición peor en las conversaciones.


7.- Interrumpir


Quizás se trate del fallo que más se produce. Interrumpir es la manera más común de boicotear el dialogo y el entendimiento. A veces queremos contestar o mejor dicho rebatir algo de inmediato y por eso interrumpimos.


Por eso, debemos de intentar por todos los medios hacer el ejercicio de escuchar a la otra persona durante toda su intervención para no interrumpirle y en nuestro turno de palabra rebatir aquello que queramos rebatir. Interrumpir rompe la comunicación pero también es una gran falta de educación.


8.- No mirar a los ojos


Mirar a los ojos a nuestro interlocutor además de ser un acto de buena educación es también mostrar a la otra persona que estamos ejerciendo una escucha activa.


Hay personas que aun hacen algo peor que no mirar a los ojos a la otra persona y es hacer cosas como mirar por ejemplo el teléfono móvil o incluso chatear con el mismo.


Este tipo de conductas demuestran una falta de respeto evidente. ¡Recuerda! sin respeto no hay comunicación eficaz, sin comunicación eficaz no hay acuerdo.


Queridos amigos del blog!!!


Todos los éxitos que queremos conseguir van acordes a una buena comunicación. Toma consciencia de estos 8 errores genéricos de comunicación que he comentado en el día de hoy e intenta no cometerlos.


Una de las cosas más reconfortantes que hay en la vida es disfrutar de una buena conversación sobre cualquier tema que te interese o que te lleve a cumplir objetivos. Intenta ser tu mejor versión como conversador y podrás ser también una mejor versión en todo lo que hagas.


Feliz semana!!!

345 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo