• José Antonio Fdez Viñas

5 ACCIONES PARA MEJORAR TUS HABILIDADES DE COMUNICACIÓN

Queridos amigos del blog!!!


¿Que seríamos los seres humanos sin comunicación?, la comunicación es el nexo de unión entre las personas, es la herramienta para relacionarnos. Sin comunicación no hay nada.


Por eso, es tan importante como nos comunicamos. Las personas con éxito, sobre todo en el mundo empresarial, son personas que tienen dotes para la comunicación. No es suficiente tener buenas ideas, también hay que saber expresarlas para poder plasmarlas, no es suficiente tener un buen equipo con conocimientos excelentes, también es necesario que exista un flujo de comunicación enriquecedora, que cohesione al equipo, que ayude a hacer cosas más grandes que las que se podrían conseguir de forma individual basándose sólo en el talento de cada miembro.


El liderazgo va de la mano de la comunicación, los grandes líderes son buenos comunicadores. Sin comunicación no hay nada. Cuando en un grupo de trabajo hay falta de comunicación se rompen los vínculos entre los miembros de los equipos, cuando hay falta de comunicación se alimenta el flujo informal de esta y surge una información que está basada en rumores, en juicios, en comentarios inventados que dinamitan el equipo y el foco de lo que quieren y deben conseguir.


Por eso, hoy quiero hablaros de 5 acciones que van a permitir mejorar vuestra comunicación, son 5 acciones evidentes, pero no siempre somos conscientes de si estamos llevándolas a cabo.




Estas 5 acciones son;


1-. Antes de hablar escucha.


La información es poder. Normalmente escuchamos para contestar pero no para comprender. Necesitamos escuchar a las personas para entenderlas y para hacer el bonito ejercicio de llegar a descubrir que es lo que les hace tener el punto de vista que tienen.


La vida son percepciones, cada ser humano tenemos una visión de la vida, basada en nuestra cultura, en nuestra experiencia, en nuestros valores, etc. Por eso el ejercicio de empatizar con los demás es primordial ya que este ejercicio nos va a permitir entender porqué ven el mundo tal como lo ven.


Una vez que comprendemos al otro estamos en disposición de contestar y probablemente no de contestar desde el punto de vista que teníamos al principio, sino desde el punto de vista más objetivo de lo que pensábamos a priori y desde la valoración de lo que hemos entendido de nuestra escucha activa con la otra persona.


Cuando escuchamos, además de poder entender a la otra persona, entablamos el vínculo de conexión que necesitas para comunicarte, la otra persona se siente escuchada, siente que le importas, a partir de ahí llega la oportunidad de una comunicación efectiva llena de entendimientos y posibles acuerdos.


2.- Identifica con quien estás hablando.


Como suelo decir con las personas, 2 y 2 no son 4. Es muy importante pararse a pensar quien está al otro lado de la interlocución para poder afinar el mensaje lo más acorde posible a la otra persona.


No comunicamos igual con un grupo de amigos que con un grupo de colaboradores en el trabajo. No comunicamos igual con un grupo de jóvenes que con un grupo de personas de avanzada edad. Cada situación tiene su lenguaje, su jerga incluso.


Se trata de que nos entiendan, se trata de que el mensaje llegue. Por eso no todos los discursos valen para todo el mundo. Cada persona tenemos nuestras características principales de comunicación pero también debemos amoldar parte de nuestra forma de expresarnos en función de quien nos escucha. Si no hacemos esto la atención que nos presten puede verse perjudicada en gran medida.


3-. Pon atención al lenguaje no verbal.


¿Sabias que el 65% de una comunicación depende el lenguaje no verbal?, con la pandemia y las limitaciones de contactos en persona han fomentado las video llamadas. Los seres humanos necesitamos vernos para tener una buena comunicación.


Extraemos mucha más información del lenguaje no verbal que de las propias palabras en sí. Por eso, en el ámbito profesional es muy importante tu postura, es importante no cruzar los brazos, es importante no trasmitir aburrimiento, nervios o ansiedad. Es importante mirar a los ojos a los demás interlocutores, es importante incluso ir con una imagen acorde a lo que se espera del acto en el que te encuentras.


Pon atención a tu lenguaje no verbal. Siempre es más importantes la manera de trasmitir el mensaje, que el mensaje en sí. Por eso además de elegir las palabras adecuadas, el lenguaje no verbal es fundamental.


4-. Piensa en un acta para estructurar tu conversación.


Aunque este consejo está pensado para la comunicación en el mundo profesional, también puede ser utilizado en cualquier otro ámbito. Al comenzar la comunicación si enumeramos o al menos esbozamos los temas que vamos a tratar los receptores del mensaje ya saben los puntos o los temas que vamos a tratar, eso ayuda a que tengan ya en su mente una especie de guión o itinerario que les ayude a saber en que estado del mensaje o de la conversación se encuentran.


Al abrir la conversación mostramos los temas que trataremos, pero es importante también que al terminar la misma enumeremos los acuerdos o conclusiones a los que se ha llegado. De esta forma anclamos en los demás los temas tratados y sus conclusiones, las personas se van sabiendo lo que se ha hablado y los acuerdos a los que se ha llegado al respecto.


5.- Involucra a los interlocutores en la conversación.


Una conversación implica a dos o más personas interactuando, de lo contrario sería un monologo. Este es el error de muchos jefes que reúnen a sus colaboradores para conversar, pero que en la práctica solo sueltan su monólogo y no escuchan a nadie.


Por eso, es importante involucrar a las demás persona en la conversación. Debemos hacer preguntas, pedir opiniones sobre algún tema que se esté tratando, solicitar retroalimentación con respecto a lo que han entendido del mensaje. Esto además de ayudar a que los demás se sientan verdaderamente parte de la conversación, también va a permitir saber como y en que medida está llegando tu mensaje.


Nunca trates de tener protagonismo en una conversación, intenta dar tu el protagonismo a los demás para que se expresen. El verdadero arte de dominar la conversación es dominarla sin que se note. Para esto es primordial dar la palabra a los demás.


Queridos amigos del blog!!!


No hay éxito profesional sin una buena comunicación. Si somos capaces de trasmitir nuestro mensaje intercalado en una conversación abierta y participativa estaremos en el buen camino. No olvides que somos lo que decimos, pero sobre todo somos lo que hacemos. ¡Recuerda! escucha activamente, amolda tu mensaje al tipo de interlocutor que tienes delante, pon atención a tu lenguaje no verbal, deja claros los puntos que vas a tratar y las conclusiones de lo tratado una vez que la conversación termine y por último involucra por todos los medios a los demás interlocutores para que realmente sea una conversación y no un monólogo.


La mayoría de los éxitos en la vida vienen por una buena comunicación, detrás de casi todos los fracasos está normalmente una mala comunicación o quizás la inexistencia de la misma. Mejora tu comunicación y mejorarás tu vida.


Feliz semana!!!!



320 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo