• José Antonio Fdez Viñas

4CONSEJOS PARA SUPERAR EL SÍNDROME POSVACACIONAL.

Queridos amigos del blog. Llega septiembre y con ello la reincorporación al trabajo, a los colegios y a las rutinas en sí.


Hay personas que, aunque en enero comienza el año natural, es en septiembre cuando hacen en su mente el borrón y cuenta nueva para cambiar todas aquellas cosas que quieren o necesitan cambiar. Durante las vacaciones se tiene tiempo para pensar, para recapacitar que no nos gusta o que es lo que hacemos mal o al menos no del todo bien.


Es por esto por lo que tras las vacaciones llenamos nuestra mente de propósitos, de cosas que queremos implantar en nuestra vida para conseguir una vida mejor. En próximos posts hablaremos de cómo conseguir que estos propósitos no queden en nada y se lleguen a poder realizar, pero en el post de hoy me gustaría dar unos pequeños consejos que nos pueden ayudar a afrontar el regreso al trabajo, el regreso a la rutina tras lo que supone el parón de las vacaciones.


Estamos hablando del denominado síndrome posvacacional. Síndrome este que acarrea estrés, ansiedad o incluso depresión. Por tanto, queridos amigos tomen nota de estos 4 consejos que nos van a ayudar a tener una mejor transición del ocio total que supone las vacaciones a la rutina y el trabajo en el que necesitamos cumplir.




Vamos con eso pequeños consejos;

Recuperar el ritmo poco a poco.


El primer consejo va relacionado con intentar recuperar el ritmo de trabajo poco a poco. Lo normal tras las vacaciones es que exista mucho trabajo acumulado, tareas que se han ido generando y que nadie ha realizado por nosotros.


Cuando esto ocurre nuestra voz interna nos cuenta que debemos ponernos al día al momento para recuperar esa velocidad crucero que manteníamos justo antes de irnos de vacaciones. Detrás de ese argumento de responsabilidad que nos inculca nuestra voz, está la trampa de que no somos robots sino personas y que intentar ponernos al día al instante además de improbable de conseguir puede acarrear muchas emociones negativas que nos pasen factura.


Por eso es muy importante que nos pongamos un plazo para ponernos al día y que de forma paulatina lleguemos a este objetivo. Esta es la mejor forma de no sufrir emocionalmente un trastorno que nos bloquee en forma de estrés, ansiedad, depresión, etc.


Date tiempo para conseguir de nuevo tu velocidad crucero e intenta seguir teniendo momentos de ocio y placenteros para no pasa del blanco al negro de una sola vez.


Cambiar la nostalgia por el agradecimiento


El segundo consejo es el de cambiar la nostalgia por el agradecimiento. ¿A qué me refiero con esto?, pues muy fácil… Es muy habitual que nuestra mente nos cuente que todos esos momentos divertidos y placenteros que hemos disfrutado durante las vacaciones ya no están y que los hemos perdido. Nos cuenta que ya no volverán y que estamos atrapados en una vida monótona y aburrida. Este es el enfoque de la nostalgia, el enfoque estándar de todo ser humano, pero es un enfoque que nos muestra una perdida y que nos hace sentirnos mal.


Pero la vida son enfoques, la vida son interpretaciones que elegimos de forma voluntaria nosotros mismos y que dependiendo del enfoque, nos va a mostrar una vida absolutamente distinta que parte de una misma realidad.


También nos cuenta que ya no volvemos a disfrutar de algo igual hasta dentro de un año. Estos argumentos nos destrozan emocionalmente, nos inculca una perdida y nos empuja a una nostalgia que deriva en una depresión posvacacional.


¿Pero qué pasa si cambiamos el enfoque? ¿Qué pasa si en vez de verlo como una perdida lo vemos como una ganancia? La ganancia de tener en nuestra experiencia unas vivencias fantásticas, la ganancia de haber disfrutado de unos momentos únicos. Podemos verlo como el premio a un año de esfuerzo, de trabajo duro que nos ha permitido darnos ese lujo de disfrutar de unas vacaciones en nuestro lugar preferido, por ejemplo.


Por eso es importante agradecer, es importante valorar el haber tenido la oportunidad. Es importante sentirse afortunado de haber disfrutado de esos momentos placenteros. En la vida el agradecimiento siempre va de la mano de la felicidad, sin embargo, la nostalgia siempre va de la mano de la tristeza. No te equivoques en el enfoque porque una misma realidad puede ofrecerte resultados opuestos.

Respeta el tiempo de los hábitos


Hemos hablado muchas veces del tiempo que a los seres humanos nos cuesta interiorizar los hábitos. Dicen los expertos que está alrededor de los 21 días. Por tanto, debemos de darnos también el tiempo suficiente para volver a las rutinas tras unas vacaciones en donde hemos obviado nuestros hábitos para cambiarlos por otros que son radicalmente distintos a los que teníamos antes de irnos de vacaciones.


Intenta volver a los hábitos poco a poco. Priorizando por aquellos hábitos más importantes o que más necesitas y terminando por todos aquellos hábitos que te ayudan de algún modo a tu vida de rutinas y obligaciones.


Los hábitos se consiguen despacio y se pierden rápido. Ten paciencia, sé constante, pero no intentes implantar los hábitos todos de golpe porque tu mente no está preparada para ello.


Diferenciar felicidad de pasarlo bien


El gran error que cometemos los humanos es confundir el concepto de felicidad con pasarlo bien. El pasarlo bien son momentos de placer, divertidos, alegres, pero no tienen nada que ver con la felicidad.


La felicidad es un estado emocional que va de dentro a afuera y pasarlo bien es un estado emocional que va de fuera a adentro.


Todo lo que va de fuera a adentro no es verdadero, es subjetivo y es un enfoque del ego con una falsa felicidad basada en el tener. Sin embargo, todo lo que va de dentro a fuera es verdadero y es un enfoque desde el ser, la verdadera felicidad está basada el ser y no en el tener.


Por eso no nos dejemos engañar por la voz del ego cuando argumente que en las vacaciones hemos sido felices. En las vacaciones lo hemos pasado bien, pero no necesariamente hemos tenido que ser felices. La felicidad es un estado de paz interior que se siente o no se siente en cualquier situación.


Queridos amigos de del blog… Reflexionen sobre estos cuatro conceptos para tener una mejor vuelta de las vacaciones, recuerda que la realidad es neutra y nosotros decidimos interpretarla de alguna forma. Busquen el mejor enfoque y háganlo suyo, este es tu gran poder para cambiar la visión de todo lo que haces en la vida.

Feliz semana!!!.

162 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo