• José Antonio Fdez Viñas

4 pasos para resolver cualquier problema

Queridos amigos del blog!!!


Nadie puede pasar por esta vida sin haber tenido nunca ningún problema. Cada persona reacciona de alguna forma ante él. Hay personas que reaccionan de inmediato y hay también personas que se bloquean y son incapaces de hacer algo para buscar una solución. El problema no es tener un problema, el problema es no resolverlos.


Para resolver un problema debemos de poner en marcha la resolución del mismo, pero ¿por qué nos cuesta tanto?, yo creo que una de las causas es que nadie nunca nos enseñó a resolverlos.


Desde nuestra infancia, a lo largo de todas nuestras etapas académicas la metodología que hemos tenido es de apiporrarnos a teoría y examinarnos por ese conocimiento, pero no nos han enseñado a ser resolutivos en cualquier ámbito de la vida.


Hoy en pleno siglo XXI, en plena era de la información, la enseñanza aún sigue basándose en la mayoría de los casos en adquirir conocimientos teóricos de memoria pero sin casi enseñarnos como de manera práctica podemos utilizar esos conocimientos para realizar, repito de forma práctica, actividades para conseguir los fines que nos propongamos.


Mientras las enseñanzas sigan siendo estas, seguiremos obteniendo personas con títulos académicos para poder ejercer, pero sin saber como hacerlo una vez que llegan al mundo laboral.


Por eso, hoy vamos a intentar darte a conocer 4 pasos para resolver cualquier problema que te surja.




Estos 4 pasos son;


PRIMER PASO: DIVIDELO EN PARTES PEQUEÑAS PARA LLEGAR A LA RAIZ.


El primer paso consiste en entender en detalle cual es la situación en la que te encuentras y que ha generado el problema.


De primeras quizás nos surjan hipótesis de que es lo que está generando el problema, pero esto como hemos dicho son solo hipótesis. Por eso es necesario que hagamos un análisis exhaustivo de la situación para determinar la verdadera raíz del problema.


Para esto la forma más eficaz es dividir el problema en pequeñas partes y a analizar cada una de ellas para llegar a la raíz del mismo. Por ejemplo, supongamos que eres el director de RR.HH de una empresa y tienes el problema de que tienes una desmotivación general de la plantilla, con bajo rendimiento, con alto grado de absentismo, etc. La solución fácil sería despedirlos y buscar nuevos trabajadores con motivación, pero si hiciésemos esto no ahondaríamos en la raíz del problema y quizás en 6 meses la desmotivación de esos nuevos trabajadores estaría en la misma situación.


Es por esto que debemos analizar en todas las áreas que creamos convenientes para poder encontrar la raíz del problema. A veces lo que creemos evidente como la raíz del problema resulta no serlo. Y si no encontramos la raíz el problema seguirá existiendo.

SEGUNDO PASO: ENTENDER PORQUÉ SE ESTÁ GENERANDO


Una vez que hemos dividido en partes el problema, es el momento de analizar cada una de las partes para poder entender porqué está ocurriendo lo que está ocurriendo.


Siguiendo con el ejemplo anterior del problema de la desmotivación de una plantilla, tendremos que analizar cada una de las partes en la que hemos diseccionado el problema para encontrar el origen.


Quizás se trate de un salario no competitivo, quizás se trate de un jefe tóxico, quizás se trate de un sistema de la organización del trabajo sin ningún tipo de conciliación o descanso, quizás se trate de la combinación de varias circunstancias… Sin duda, las causas pueden ser prácticamente infinitas, por eso debemos de profundizar y analizar en cada una de las posibles causas y de este modo dar con la raíz del problema.

TERCER PASO: HACER ANALISIS Y GENERAR IDEAS.


Una vez que hemos realizado los dos primeros pasos mencionados, es el momento de hacer un análisis sobre lo que hemos descubierto en cada área y generar ideas para implantar que nos permitan solucionar el problema.


Tenemos que buscar todas las soluciones posibles, tener una actitud proactiva e imaginativa. Muchas veces las mejores soluciones están de ideas que surgen de la creatividad y la imaginación y no de los recursos económicos.


CUARTO PASO: UTILIZA LAS IDEAS PARA GENERAR EL PLAN DE ACCIÓN HACIA LA SOLUCIÓN.


El cuarto y último paso es el de que con la información recopilada, las ideas y estrategia que hemos generado en ese análisis previo, llevemos a cabo un plan de acción para poder subsanar ese problema que nos ha surgido y que nos ha ocasionado la necesidad de realizar todos estos análisis.


Muy importante es que estas ideas y esta estrategia sean realistas. Es importante también que realicemos un nuevo análisis a corto plazo para poder evaluar y si fuese necesario rectificar algo sobre las ideas o estrategias que veamos que no estén funcionando.


Queridos amigos del blog!!!


Los problemas son problemas porque son desconocidos, si los conociésemos ya no serían problemas, entre otras cosas porque nos podríamos anticipar a ellos. Los problemas van a existir siempre, lo importante es aprender a manejarlos y resolverlos. Como los problemas surgen por sorpresa, la mayoría de las veces no sabemos como afrontarlos. Aquí te he dejado 4 pasos para aplicar ante cualquier tipo de problema. Aplica estos pasos y el plan para resolverlos habrá comenzado.


Feliz semana!!!!

91 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo