• José Antonio Fdez Viñas

3 consejos para elegir un socio de negocio

En el post de hoy vamos a seguir hablando de relaciones personales, pero en concreto de relaciones personales en el ámbito profesional.


Hace dos semanas el gerente de una empresa de la comarca me contrató para sesiones de Coaching ejecutivo y empresarial. Cuando nos citamos, pensé que como muchos otros directivos que han sido y son clientes quería desarrollar su liderazgo, o hacer un análisis como consultor de clima laboral de su compañía o de un equipo de trabajo en concreto.

También pensé una posible consultoría de cultura laboral y employer branding, etc.

La cuestión es que lógicamente necesitaba mis servicios y me mostró cuál era su problemática. La situación era que esta persona había comenzado un proyecto empresarial con otro socio y las relaciones con el socio no estaban siendo buenas, es más, cada vez se estaban deteriorando más y no por causa del desgaste que puede suponer el tiempo de relación, ya que solo llevaban dos meses como socios.


Hemos trazado una estrategia para abordar la situación y estoy seguro que vamos a minimizar en gran parte la problemática que supone una situación como esta.


Esta vivencia ha dado pie a este post. Hoy vamos a dar tres consejos que ayuden a personas que se encuentren a las puertas del emprendimiento y que estén a punto de asociarse con otra u otras personas.


La mayoría de las motivaciones para las asociaciones empresariales surgen por la aportación de capital que puede ofrecer ese socio y la relación personal que se tiene con esta persona, pero “casarte empresarialmente” con alguien tan solo por estos dos factores es un error y suele acabar en fracaso.




Si vas a asociarte con alguien, ten en cuenta estos tres factores, de lo contrario es muy probable que tarde o temprano tengas que arrepentirte;

VALORES Y PRINCIPIOS


A veces conocemos personas en el ámbito empresarial con las que tenemos “feeling” y nos relacionamos a diario. Esta relación es empresarial, reuniones, desayunos y comidas de empresa, visitas comerciales, etc. Pero… ¿Son estos contactos y relaciones del día a día suficiente para conocer como sería la otra persona como socio nuestro?


Las relaciones empresariales están encorsetadas a un contesto empresarial y eso no nos da pie a conocer esa información más profunda que es fundamental para saber si esa persona es la persona idónea para ser nuestro socio o socia.


Un factor primordial para asociarnos con alguien en un proyecto empresarial es saber si compartimos los mismos valores humanos. Estos valores humanos son los que van a forjar los valores empresariales. Estar en un conflicto interno con nuestros valores es estar en un estado de sufrimiento que nos lo hace pasar muy mal.


Valores como el compromiso, la responsabilidad, la ética, la honestidad, han de estar acordes a los nuestros, de lo contrario es un sufrimiento en el día a día entre lo que creemos que debemos de ofrecer a nuestros clientes y lo que ofrecemos en función de los que la otra persona aporta.


Por tanto, el primer factor a analizar sería cual son nuestros valores y que alineamiento tienen entre sí.


CONOCIMIENTOS Y HABILIDADES


El segundo factor a tener en cuenta sería los conocimientos y las habilidades que la otra persona tiene. No se trata de tener los mismos, ni tampoco muchos ni pocos, se trata de que esos conocimientos y habilidades se complementen con los nuestros para que se sea un gran equipo.


Cuando los conocimientos y las habilidades se complementan evitamos tener el pensamiento de que yo hago más que la otra persona. De este modo el pensamiento es que la otra persona hace aquello que se le da mejor y yo hago eso mismo en todas esas tareas que se me dan mejor a mi.


Por favor indaguen en cuál son los conocimientos y habilidades que la otra persona tiene, cuál son los conocimientos y habilidades que tenemos nosotros mismos, cuál es la aportación global al negocio de todos ellos. Después a partir de ahí estructurar de forma consensuada los desempeños de ambos en función del resultado.


BACKGROUND


La importancia de su background o lo que es lo mismo sus antecedentes. Existe una diferencia entre lo que decimos que somos y hacemos, con respecto a los que somos y hacemos en realidad. No debemos de creernos de primeras lo que la otra persona nos cuenta, en el mundo empresarial todos nos vendemos muy bien, por eso es importante que analicemos su trayectoria, su experiencia, sus logros.


Después de analizar todo esto ya no hay trampa ni cartón, una persona que tiene unos antecedentes con éxitos en un ámbito concreto está abocado a poder repetirlos en ese mismo ámbito. Para bien o para mal nuestra trayectoria deja rastro, deja logros, deja historias, deja testimonios que son fáciles de recuperar, sobre todo en esta era de la información.


Explorar entre lo que nos cuenta y la realidad nos da el resultado de la verdad. Sin esa verdad sería una locura emprender un camino empresarial conjunto con alguien.


Queridos amigos del blog, tengan en cuenta estos tres factores antes de asociarse en el mundo empresarial, pero además extrapolen estos tres factores a otros ámbitos de la vida, llévenlo a otro tipo de asociaciones, verifiquen estos factores también por ejemplo a esa pareja de novios que se van a casar, en este caso no es un proyecto empresarial, pero es un proyecto de vida. De pasar el filtro de estos tres factores puede depender también su felicidad conyugal.


¡Feliz semana!!!

¿Te hablé de mis atajos?

Te ofrezco tres atajos de 8 semanas para recorrer 20 años.

Primer atajo: Lidera los RR.HH en 8 semanas

Segundo atajo: Deja de sufrir a un “jefe” tóxico en 8 semanas

Tercer atajo: Transfórmate en el líder que necesitas ser en 8 semanas

Programa 100% online.

Quizás estás a un "clic" de cambiar tu vida. Pide información sin compromiso aquí.


Entradas Recientes

Ver todo