• José Antonio Fdez Viñas

3 hábitos que cambiarán tu vida.


Queridos amigos del post en el día de hoy vamos hablar de tres hábitos que pueden cambiar tu vida. Pero solo lo van a poder hacer aquellas personas que sean conscientes de que necesitan evolucionar, necesitan producir cambios es su vida.


Hay muchas personas que no se plantean cambiar su vida pero que sin embargo no están satisfechas con la misma. Es por eso que lo principal es darnos cuenta que tenemos en nuestras manos la posibilidad de tener una vida muy parecida o igual a la que deseamos.


Como ya hemos dicho en numerosas ocasiones el objetivo vital de cualquier persona ese feliz, por eso te aseguro que realizando estos tres hábitos que te propongo en el día de hoy vas a dar un gran paso hacia tu felicidad.


Querido amigo del post, si realmente crees que debes cambiar, si realmente eres consciente que tu vida actual no va por el camino de conseguir la felicidad que deseas, deberías de aplicar estos tres hábitos que estoy seguro que transformarán tu vida. Y estoy seguro que transformarán tu vida, porque transformó la mía. Existe un antes y un después de realizar estos tres hábitos que te muestro a continuación.




Los tres hábitos a los que hago referencia son;

Meditación.

Gratitud.

Resiliencia.


MEDITACIÓN


El primer hábito que te propongo es la meditación, si en estos momentos no eres feliz no solamente es por las cosas que te están ocurriendo, sino que también y principalmente es por las cosas que estás pensando con respecto a las cosas que te ocurren.


Si te encuentras en esta situación es porque tu cabeza tiene un ruido mental impresionante, ocasionado por esa voz interna que no calla y qué continuamente te está mostrando una vida triste e insatisfactoria.


Si te encuentras en esta situación el primer hábito que debes empezar a practicar es la meditación. La meditación te va a permitir redirigir tu atención y tu enfoque. La vida insatisfactoria que ves en estos momentos es la que tu mente de forma inconsciente te hacer ver. Es por esto que la meditación te va a permitir prestar atención y enfocar tu vida en todo aquello que va a ser más beneficioso para ti. A medida que vayas practicando la meditación notarás que consigues callar ese ruido mental que te perturba en estos momentos.



GRATITUD

El segundo de los hábitos que te propongo el día de hoy es la práctica de la gratitud. En esta vida tenemos muchas cosas que agradecer pero por regla general nuestra mente solo enfoca en todo lo contrario, en todo aquello que no nos satisface.

Al igual que te proponía la meditación para poder tener el cambio de enfoque de la vida, el ejercicio que te voy a proponer de practicar la gratitud te va a permitir de forma consciente cambiar el enfoque de la vida que tienes en estos momentos.


¿Como vamos a realizar este ejercicio? Pues cogiendo una libreta y un bolígrafo. Y como si se tratase de un diario todas las mañanas o todas las noches vamos a escribir en una hoja de esa libreta todas las cosas que podemos agradecer de nuestro día. Para cualquier persona resultaría muy fácil escribir las cosas de las que poder quejarnos el nuestro día, es más, continuamente en nuestra mente hacemos esta lista de quejas y de insatisfacciones que en realidad es lo que nos hace estar insatisfechos con nuestra vida.


Te vas a sorprender al hacer este ejercicio de la cantidad de cosas que puedes agradecer de tu vida y que pasas por alto en tu día a día. Si como te digo cada día haces ese escrito de agradecimientos vas a conseguir reeducar tu mente para que deje de enfocarse en lo negativo y empiece al tener una percepción de vida mucho más positiva. El ejercicio no te llevará más de dos minutos pero sus resultados los notarás prácticamente de inmediato.


RESILIENCIA


El tercer hábito que te propongo es el de desarrollar tu resiliencia. La resiliencia es la capacidad de reponernos a las situaciones adversas que la vida nos plantea. Por eso deberás desarrollar tu capacidad de resiliencia para contrarrestar esas situaciones adversas que son irremediables y que si o si van a ocurrir.


La mejor forma de desarrollar la resiliencia es por medio del lenguaje. De verás prestar mucha atención a tu lenguaje interno, es decir, el que te cuentas y a tu lenguaje externo que es el que cuentas a los demás. Tomando consciencia de tu lenguaje vas a ser consciente del daño que te estabas haciendo simplemente al expresarte.


Con respecto a lenguaje interno ya hemos hablado de la herramienta de la meditación que te va a ayudar a enfocar hace un lenguaje más positivo más satisfactorio e incluso más real.


Con respecto al lenguaje externo deberás tomar consciencia de cuál es el mensaje de tu visión de vida que das a los demás. Si eres de las personas que se quejan por todo o que están insatisfechas por todo haciendo el esfuerzo de tomar consciencia de tu mensaje vas a descubrir la forma tan triste e insatisfactoria con la que miras la vida.


Una vez que tomas consciencia de tu mensaje solo tendrás que cambiarlo hacia el enfoque que necesitas tener. Cuando digas “no puedo” tendrás que decir “¿qué puedo hacer para mejorar y poder?”. Cuando digas “me rindo” tendrás que decir “voy a probar algo nuevo para ver si lo consigo”. Cuando digas “nunca lo lograré” tendré que decir “tendré que aprender nuevas habilidades para conseguirlo”.


Queridos amigos somos lo que pensamos y lo que decimos, para poder cambiar intentemos pensar y decir cosas distintas, cosas más alineadas con nuestros objetivos. Aquí tienes tres hábitos que seguro que te cambiarán la vida si los practicas, pero solo lo conseguirás si cumples con los dos conceptos que te muestro a continuación, compromiso y disciplina. Si tu no les fallas a estos tres hábito, ellos no te van a fallar a ti. ¡Garantizado!

¡¡¡Feliz semana!!!



78 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo