top of page
  • Foto del escritorJosé Antonio Fdez Viñas

3 ACCIONES PARA RECUPERAR LA PASIÓN POR LO QUE HACEMOS


Queridos amigos del blog!!!


Una nueva entrada al blog para intentar dar algún consejo que nos ayude a sacar nuestra mejor versión en algún área de nuestra vida, bien sea en el ámbito profesional o en el ámbito personal.


Hoy vamos a hablar de 3 acciones que nos van ayudar en una circunstancia que nos influye tanto en el ámbito profesional como el personal. Hoy vamos hablar de cómo recuperar la pasión por lo que hacemos.


Muchas personas se encuentran de vacaciones en estos momentos, pero llegan incluso a no disfrutarlas por pensar que tienen que volver a un trabajo que por diversas circunstancias ya no les apasiona. El hecho de volver de las vacaciones ya es duro, pero además volver a algo que no te apasiona, que no te produce ningún tipo de satisfacción lo es aún más.


No hace falta estar de vacaciones, este post está dedicado también para todas aquellas personas que tras el fin de semana, ya cuando está a punto de llegar el lunes, sienten el desanimo ante la necesidad de afrontar una nueva semana de trabajo en algo que hace algún tiempo les dejó de apasionar.


La pasión por lo que hacemos cada día tiene la misma similitud que la pasión amorosa. Es imposible que mantengamos el mismo nivel de pasión durante toda la vida de la relación, la monotonía, es el principal ingrediente para eliminar la pasión por cualquier cosa.


Por eso, hoy me gustaría que tengamos en cuenta 3 acciones que pueden ayudar a reavivar la pasión por lo que hacemos a diario.




Vamos con estas 3 acciones.


Cambia la actitud y todo cambia.


En la vida la predisposición que tenemos ante cualquier cosa determina el resultado. Si nuestra actitud es derrotista , si nuestra voz interna nos a ganado la partida con su argumento, entonces difícilmente venceremos el derrotismo y la desidia que nos invade cuando estamos con este estado mental.


Nuestro estado mental determina nuestra percepción de vida del momento. Si no somos capaces de apasionarnos por lo que hacemos cada día, seguramente estamos en el estado mental de víctima.


El estado mental de víctima es la forma mas fácil de no asumir mi responsabilidad ante lo que me ocurre. El estado mental de víctima echa culpas a todo. Al trabajo en sí, a los jefes, a los compañeros, al sueldo, a lo que sea.


Frente al estado mental de víctima esta el estado mental de guerrero, ¿Y que hacen los guerreros? Luchar, asumir responsabilidades y cambiar cosas para intentar volver a apasionarnos en nuestro día a día.


Por tanto queridos amigos, determinen en que estado mental se encuentran y analicen cual es la predisposición mental que tienen ante las cosas que afrontan. Recuerda que la vida es neutra y nosotros decidimos verla de alguna forma.

Aprende cosas nuevas


La segunda acción que te puede ayudar con seguridad a recuperar tu pasión por lo que haces es la se aprender cosas nuevas. Como hemos dicho anteriormente la monotonía es el veneno que mata la pasión. Por tanto, debemos de romper la monotonía haciendo y a prendiendo cosas nuevas.


Una de las frases que más daño hacen a las personas y a las empresas es esa de “toda la vida se ha hecho así”. Es imposible tener pasión o ilusión por alguna actividad que llevamos mucho tiempo haciendo de la misma forma.


Por eso, te recomiendo que intentes modificar tu rutina, que intentes incluso redecorar tu ambiente de trabajo, pero sobre todo intentes ilusionarte por aprender cosas nuevas para desarrollar funciones nuevas o al menos realizarlas de otra forma.


Es imposible no apasionarte por algo que es nuevo y que te permite tener una nueva experiencia o logro. Desarrollarte en cualquier ámbito es vivir, es darle sentido a la vida, por el contrario, no desarrollarte es la forma de agonizar en vida, de morir lentamente enfermo de desidia y desilusión. De falta de ilusión o de pasión no te mueres, pero te conviertes en un enfermo crónico que vive infeliz a no ser que decidas cambiarlo.


Establecer nuevos retos u objetivos


La última acción que te puede ayudar a reavivar la pasión por lo que hacemos es establecer nuevos retos u objetivos. Hacer algo para conseguir algo da sentido a nuestro esfuerzo. Por el contrario, trabajar sin ninguna meta, sin ningún objetivo o con objetivos que cumplimos sin ningún tipo de esfuerzo es no darle sentido a lo que hacemos.


Si quieres recuperar la pasión quizás sea el momento de subir el listón. Quizás sea el momento de pelear por eso que verdaderamente te ilusiona y que puedes conseguir desarrollando una estrategia y afrontando ese reto.


Es prácticamente imposible apasionarse cada mañana por una actividad que no tiene ningún objetivo que cumplir. La diferencia de ir por ir, a la de ir para conseguir aquello que te has propuesto conseguir es abismal.


Por tanto, querido amigo del blog, intenta descubrir cual es tu predisposición ante las cosas, intenta desarrollarte y aprender cosas nuevas, por último determina una estrategia y lucha por algún objetivo. Si lo haces estoy seguro que tu pasión te lo va a agradecer, pero lo mejor es que tu felicidad también.


Feliz semana a todos.!!!

232 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page