• José Antonio Fdez Viñas

Ya llevamos tiempo escuchando el término “Personal Branding” que, como sabemos, su traducción al castellano es “la marca personal”. Hemos hablado en otros post de lo que significa la marca personal, no solo para la persona en sí, sino para las personas y compañías con las que se relaciona o pertenecen.

Pues bien, uno de los términos adoptados en los últimos tiempos por nuestro idioma dentro del sector de los RRHH es “Employer branding”. La traducción literal es “marca del empleador” o lo que es lo mismo, “marca de la compañía o empresa”, pero no desde el punto de vista del producto o servicio que esa compañía ofrece, sino desde una mirada al interior de la empresa y lo que piensan los empleados sobre la misma.

Por tanto “Employer branding” es, la percepción que tienen los empleados sobre su empresa. Las empresas no son conscientes, la mayoría de las veces, de que los empleados pueden ser sus mejores o peores embajadores.

Volviendo a la marcar personal de la que hablábamos en el principio del post, se suele decir que marca personal es lo que se habla de una persona cuando ya no está en la sala. Pues bien, La marca de la empresa, es lo que los empleados comentan de la misma cuando no se encuentran en ella. Supongamos que alguien de la mayor confianza tuya, alguien al que no temes desvelar la verdad, te preguntara ¿cómo es tu empresa? Aquello que contestes, es la marca personal de tu empresa. ¿Sabéis otra curiosidad que no lo es tanto? La percepción de marca que cada empleado tiene de su empresa suele coincidir con la percepción que la empresa tiene de sus empleados.

En un mundo tan globalizado y con tanta información al alcance de un “clic”, es vital para las empresas, no solo vender su imagen hacia los consumidores, sino también hacia los trabajadores, ya sean actuales o futuros. Porque, tan importante es tener a nuestros empleados contentos y felices para aumentar la productividad, la retención y fidelización de talento, como hacer atractiva la empresa a los futuros candidatos, pues la atracción del mejor talento depende de ello. Después de 20 años como director de RR.HH siempre he pensado que mi departamento tiene unos clientes muy importantes a los que satisfacer y no son otros que los propios empleados de mi compañía, de su satisfacción y convicción puede depender el éxito de la compañía.

En el siglo XXI no vale el acuerdo de mínimos. “Yo empleado hago lo mínimo para que no me echen y la empresa te cuida y te paga lo mínimo para que no te vayas”. El gran problema de las empresas en este momento es la retención del talento, de ahí que debieran saber de la importancia de su “employer branding”.

Muchos son los factores que pueden ayudar a las empresas a crear una positiva estrategia de “Employer branding”. Estos son algunos de los conceptos a tener en cuenta para crear una política de “Employer branding”:




Ser transparente y fiel a tus principios.

Hay que ser fiel a los principios de la compañía, transparente y ecuánime en el trato a los empleados.


Tus empleados son tus mejores embajadores.

Hay que tener en cuenta que tus empleados son tus mejores embajadores, tu negocio, tu producto, tu servicio puede ser algo que realmente demanda el mercado, pero si tus empleados están contentos, no solo van a producir más y mejor, también van a publicar a los cuatro vientos lo orgullosos que están de pertenecer a la compañía.


Otorgar una gran importancia a las redes sociales.

Hoy en día las redes sociales son una fuente de información brutal, antes no se conocía a una empresa hasta que no se formaba parte de ella. Hoy, para lo bueno o para lo malo, las cosas que ocurren son prácticamente públicas, comentarios negativos en redes hunden a una compañía como marca de empresa. De ahí la importancia que tienen las redes, para visibilizar la conducta de la empresa para con sus empleados y que la misma invite a la atracción del talento.


Es vital involucrar a toda la compañía y a todos sus departamentos.

La marca de la empresa es una labor de todos, la empresa no puede tener unos objetivos con respecto a su marca y no ser llevada a cabo por alguno de sus miembros directivos. La mala práctica empresarial, de tan solo un miembro de la compañía, puede dar al traste con la marca personal de la compañía.


Innovar en los beneficios de los empleados.

Flexibilidad horaria, salud, ocio, incentivos salariales, conciliación familiar ... son los argumentos de tertulia que más impacto tienen para revalorizar la marca de la empresa.


Realizar actividades de formación de equipos y de socialización fuera de la empresa.

Las actividades de formación de equipos y de actividades de socialización fuera de la empresa, es una de las iniciativas más valoradas estadísticamente los empleados.


Fomentar la formación y las oportunidades de crecimiento dentro de la compañía.

Que las personas de una compañía perciban oportunidades de mejora, posibilidades de escalar dentro de la compañía, es una manera formidable de crear marca y de hacer que se pueda retener el talento.


Algunas preguntas para le reflexión de quien nos esté escuchando o leyendo.

¿Cómo crees que los empleados de tu empresa hablan de la misma en sus círculos de confianza? ¿Crees que tu compañía es consciente de la importancia del Employer branding? ¿Tu empresa, retiene o espanta el talento? Analiza tus respuestas, quizás debas ponerlo en conocimiento del CEO de tu compañía.

Para terminar, no olvides algo importante, las personas pueden olvidar lo que les dices en un determinado momento, pero jamás olvida lo que les hagas sentir. De lo que les hagas sentir, dependerá tu marca personal o empresarial.

Feliz semana!!!!




50 visualizaciones
  • José Antonio Fdez Viñas

Las redes sociales a día de hoy suponen una información muy importante de los posibles candidatos a un empleo. El 85% de las personas comprendidas entre 16 y 65 años utilizas las redes sociales.


Según un informe del portal web infojobs, unos de los portales de referencia como plataforma de contratación, afirma que el 50% de las empresas españolas afirman consultar las redes sociales de los candidatos a un puesto en su compañía.


En las empresas de entre 10 y 49 empleados en concreto supone un 53,5%, siendo de un 42% en las empresas grandes que son consideradas como tal las empresas de más de 50 trabajadores.


Entre todas las redes sociales la más consultada es Facebook. Esta red es utilizada como fuente de información por el 84% de las empresas. Frente al 79% de las veces que es utilizada Linkedin a pesar de ser una red de perfiles profesionales. Si es cierto que ha subido un 10% de más consultas con respecto al año pasado que era solo de un 69%. En tercer lugar la red más utilizada es Instagram con un 49% de las consultas desbancando a Twitter que ocupaba el tercer puesto y que ahora es utilizada por tan solo el 36% de las consultas.






¿Qué te aleja de tu próximo empleo?


El 22% de las empresas reconoce haber descartado un candidato por la información que ha encontrado en sus redes sociales. El principal motivo de descarte es las mentiras o la incoherencia entre la información de la entrevista y la que se encuentra en sus redes. Esta causa supone el 55% de los descartes. La segunda causa de descarte son las fotografías que contiene su perfil (44,5%). La tercera causa son las faltas de ortografía que suponen el 43% de los descartes. Las siguientes causas son la falta de respeto a otros usuarios (37%). La publicación de opiniones radicales acerca de temas religiosos, racistas o de orientación sexual (32%). Sobre cuestiones políticas (26%). Y por último exponer comentarios negativos sobre jefes, compañeros o empresas en las que ha trabajado el candidato (25,5%).

Recomendaciones para el buen uso de las redes sociales.


1.- Hacer un estudio de que redes queremos utilizar a nivel profesional, a nivel personal y a nivel mixto. De esta forma sabremos qué tipo de contenido tendremos que subir a cada una de esas redes.


2.- Gestionar el nivel de privacidad de mi red. En función de contenido que haya decidido subir a una red determinada quizás deba de limitar el acceso a la misma a solos contactos allegados o a usuarios de la red en general.


3.- No mentir en la información. Ya hemos visto que es una de las principales causas de descarte de un candidato por parte de las empresas.


4.- Cuidar el lenguaje de los que se escribe o se dice por archivos de audio o video. Las faltas de respeto, los insultos y las faltas de ortografía son un laste para tu imagen personal.


5.- Cuidar el tipo de fotos e imágenes que subimos a nuestro perfil. Hay que evitar aquellas fotos que se muestre una mala imagen personal.


Querido lector y seguidor de este post, aun estas a tiempo de rectificar, borra todo el contenido inapropiado de tus perfiles en redes sociales, no te olvides que esta acción puede ser las llaves que abren la puerta de tu próximo empleo. Aunque no estés buscando trabajo y esta circunstancia no te importe hazlo para mejorar tu imagen personal, tu mala imagen en las redes sociales no te favorece en nada.:)


Feliz semana!!!



58 visualizaciones
  • José Antonio Fdez Viñas

Son muchas la personas que cuando se habla de sueños piensan que es una cursilada. Quizás sea acuñar un concepto cursi para la palabra objetivo o reto, pero si no les importa yo soy un romántico y los seguiré llamando sueños.

La mayoría de sueños cuesta dinero y muchas veces se cierran de un portazo con una simple frase como “no puedo pagarlo” y así termina el sueño. Pero que ocurriría si cambiásemos esa frase de “ no puedo pagarlo” por “¿como puedo pagarlo?” ahí se abren las puertas de par en par al sueño y a la ilusión. Pensar en que tengo que hacer para conseguir algo es el inicio del camino para conseguirlo.

A veces nos encontramos un verdadero lastre para la consecución de sueños y son las personas con las que nos relacionamos, nos argumentan cosas, quizás de forma inconsciente, pero que limitan nuestras posibilidades. Pronuncian frases limitantes como “es imposible hacer eso” “ eso tiene mucho riesgo” “no seas tonto, ¿cómo tienes esas ideas?”, etc.…

Las personas que matan los sueños de otras personas, son personas que han renunciado a sus propios sueños.

Los sueños implican evolución, las personas que cumplen un sueño son una persona distinta a la que inicio el camino hacia ese sueño, es una persona que ha crecido y evolucionado en muchos aspectos y que se ha convertido en la persona que es capaz de conseguir ese sueño. Las personas con sueños pequeños seguirán siendo personas pequeñas y poco evolucionadas.



Vamos a analizar un poco los sueños en función de los tipos de soñadores. Los tipos de soñadores son 5:


1.- SOÑADORES QUE SUEÑAS CON EL PASADO.

Como ya hemos hablado en otras muchas ocasiones las personas nos trasladamos mentalmente al pasado, normalmente para lamentarnos por algo o tener culpa por algo ocurrido, es una de las herramientas del ego. Pero curiosamente también nos lleva al pasado para soñar, para repetir mentalmente un sueño vivido y regocijarnos en ese triunfo pasado.

Esas personas se evaden mentalmente al pasado para rememorar un logro o un estado placentero pero en realidad lo que hacen es renunciar al presente. Para una persona que sueña con el pasado, la vida ha terminado. Solo creando un sueño en el futuro regresará al presente y con ello a la vida real.

Solo tomando consciencia de que su sueño esta en el pasado podrán darse cuenta que necesitan tener un reto en el presente que les haga ilusionarse para conseguir algo en el futuro.


2.- SOÑADORES DE SUEÑOS PEQUEÑOS.

Este tipo de personas tienen sueños pequeños para tener la seguridad de conseguirlo. El problema es que al ser un sueño relativamente fácil de conseguir postergan el sueño para otro momento y al final no lo cumplen.

Al ser un sueño pequeño podrían cumplirlo en cualquier momento con tan solo ponerse manos a la obra, pero no lo hacen, es quizás el soñador mas común. Es normal ya que si en la vida normalmente la mayoría de las personas procrastinan sus acciones no van a ser menos con sus sueños.


3.- SOÑADORES QUE HAN ALCANZADO UN SUEÑO Y NO SE HAN IMPUESTO OTRO NUEVO.

Este tipo de soñadores me resulta realmente curioso, son personas que consiguieron un gran sueño, tuvieron la certeza de que un sueño es posible, pero no supieron o quisieron volver a soñar.

Todos conocemos a alguien por ejemplo que tenían el sueño de tener una profesión determinada, lucharon, se formaron para ello, algunos incluso superaron una difícil oposición, pero ahora se encuentran aburridos o incluso arrepentidos de ese sueño. Y no es que ese sueño no mereciera la pena, el problema está en que no volvieron a soñar y a motivarse por otro nuevo sueño o reto. Si dejamos de soñar matamos nuestra ilusión y motivación, sin esta dos características de la vida algo se muere en nuestro interior.


4.- SOÑADORES QUE SUEÑAN EN GRANDE PERO NO TIENEN UN PLAN PARA CONSEGUIRLO.

También están las personas con un alto grado de creatividad, que son capaces de soñar grandes cosas algunas realmente innovadoras, pero que tienen el gran error de no tener un plan.

El no tener el plan no solamente les hace fracasar en su sueño al no conseguirlo, sino que les hace abandonar no porque el sueño fuese inalcanzable, sino simplemente por que carecían de un plan para conseguirlo.

Los sueños no se consiguen es un instante, las cosas que se consiguen en un instantes carecen de valor normalmente y los sueños no son este tipo de logros.

Conseguir un gran sueño es conseguir un gran logro que se persigue durante algún tiempo, esto no es fruto de la casualidad sino el fruto de llevar a buen puerto un buen plan. ¿tienes el plan para cumplir tu sueño?


5.- SOÑADORES QUE SUEÑAN EN GRANDE, ALCANZAN EL SUEÑO Y TIENEN OTRO MÁS GRANDE AÚN.

El último tipo de soñador es aquel que sueña en grande, lo cumple y además genera un nuevo sueño más grande todavía. Se reta hacia un sueño mayor genera un buen plan y lo ejecuta.

Cada vez que pienso en este tipo de soñadores me acuerdo de Rafael Nadal, hace unos días volvía a conquistar Roland Garros, 12 veces a conquistado ese prestigioso torneo. ¿ Alguien se imagina a Rafael Nadal no volviendo a intentar ganarlo tras su primera victoria en 2005?. Este año al subir a recoger el trofeo y tras ganar 12 veces ese torneo record que difícilmente se batirá algún día, allí arriba y con el micrófono en la mano dirigiéndose a los asistentes de la pista central de Paris afirmaba que el año próximo estará allí de nuevo intentando la victoria numero 13. Eso es soñar en grande. ¿Y saben una cosa?, tiene un plan para ello, no sabemos si lo conseguirá, pero si sabemos que lo va intentar porque este es un tipo de soñador que siempre intenta cumplir su próximo sueño.

¿Que soñador eres? ¿Cual te gustaría ser? al margen de la respuesta que tengas en la cabeza para cada una de estas preguntas, recuerda que el resultado del

tipo de soñador, solo depende de ti.

Feliz semana!!!

38 visualizaciones