• José Antonio Fdez Viñas

Los seres humanos somos complejos de forma general, pero también hay mecanismos inconscientes que son simples y que con solo conocerlos nos ayudaría mucho a mejorar nuestra vida, y entre otras muchas cosas a dejar de sufrir.


Las personas sufrimos por las emociones que sentimos con las cosas que nos ocurren. Por tanto el sufrimiento no viene por las cosas que ocurren, sino por la interpretación que le damos a eso, que a su vez esa interpretación nos produce una emoción y en función de esa emoción actuamos o tomamos decisiones.


Todos los actos que asumimos los provoca una emoción. Por ejemplo detrás de cada compra que realizamos está una emoción. Los expertos en marketing lo saben y por eso intentan buscar esa emoción que active tu mente y te haga tener el impulso de ejecutar la compra.


Hoy no vamos a hablar de compras, ni de marketing, vamos a hablar de 4 perfiles de personas que son muy comunes y que da a conocer James Redfield en su espléndido libro Las nueve revelaciones.




Estos 4 roles los desempeñan algunas personas para manipular tus emociones y con ello para manipular tu vida. Vamos allá con estos roles a los que hago referencia;


1.- El intimidador.


Este rol es típico en el mundo laboral, el intimidador intenta y consigue casi siempre a través del temor, manipular tu conducta. Depende de tu consciencia que lo consiga o no.


Utiliza gritos, amenazas y una extrema explosividad que deja desorientado a todo el mundo. Las personas que conviven y sufren a un intimidador sienten miedo y no se atreven a hacer ni decir nada para no provocar esas reacciones a las que hacíamos referencia.


El intimidador de esta forma te mantiene emocionalmente bajo su control, un control que produce en sus víctimas temor y ansiedad.


2.- El interrogador.


Este rol es el de esa persona que continuamente hace preguntas para buscar el fallo de la otra persona, una vez que lo encuentra se ensaña con ella censurando una posible conducta o lo que sea.


El que busca fallos los encuentras, por tanto una vez que lo encuentra te lo reprocha te hace sentir mal contigo mismo y es ese momento cuando te atrapa en sus redes. A partir de ese momento te siente cohibido y tímido. Tienes un sin vivir por no fallar y te conviertes es un esclavo emocional en el que todas tus conductas están condicionadas por el previo filtro de no herirlo o no decepcionarlo. Es un acoso emocional que si no tomas consciencia de que está existiendo te pasa factura y de las gordas.


3.- El distante.


La forma de manipular tu emoción y tu energía de este perfil es más que típica. Son esas personas que de buenas a primeras dejan de relacionarse y se aíslan socialmente con el único objetivo de que inocentemente vayas a su rescate.


Cuando vas a su rescate es cuando te atrapan, llegarás con un sincero “¿te pasa algo?” y esta persona te responderá con un manipulador “nada, no tiene importancia”, es ahí donde te atrapa, te hace sentir mal, quieres saber que le pasa, quieres saber si eres el responsable de su falsa desdicha, que es falsa pero no lo sabes ¡claro! Es en este momento cuando quedas atrapado y serás manipulado hasta que te robe toda la energía.


4.- El víctima.


El rol de esta persona te mostrará siempre una posición de indefensión, debilidad, y de continuo sufrimiento. Es más intentará que te hagas sentir culpable de todas aquellas cosas horribles que cuenta que le pasan.


Te hará creer que si no le ayudas seguirá en esa desdicha, si no le ayudas seguirán ocurriéndole todas esas cosas horribles que cuenta que le pasa. Esa es su máscara, la de víctima, pero en realidad no solo no es víctima sino que lo que pretende es ser tu verdugo.


Queridos amigos de este blog. La única forma de no ser atrapados por este tipo de personas es tomando consciencia de la manipulación de estos 4 perfiles. Lo seguirán intentando, con sus mismas armas, con sus mismas intenciones, pero de ti depende caer o no caer en las redes de su mentira y su manipulación.


Hay un hilo invisible entra las personas, y este hilo no es otro que el de las emociones. Por este hilo imaginario fluyen emociones positivas y negativas y es nuestro deber intentar tener el saldo positivo después de las interacciones con los demás. Las relaciones sanas son aquellas en las que el flujo de emociones entre ambas es siempre con saldo positivo. Aléjate de las demás o quedarás con el saldo emocional en números rojos.


Feliz día!!!


¿Te hablé de mis atajos?

Te ofrezco tres atajos de 8 semanas para recorrer 20 años.

Primer atajo: Lidera los RR.HH en 8 semanas

Segundo atajo: Deja de sufrir a un “jefe” tóxico en 8 semanas

Tercer atajo: Transfórmate en el líder que necesitas ser en 8 semanas

Programa 100% online.

Quizás estás a un "clic" de cambiar tu vida. Pide información sin compromiso aquí.

  • José Antonio Fdez Viñas

Ya el maestro Buda decía hace 2500 años que al mirar al mundo lo teñimos con nuestra mirada. Como ya hemos comentado muchas veces la realidad es neutra y nosotros decidimos verla de alguna forma.


Por defecto nos sale la mirada de nuestro #ego, esa mirada que está nutrida de nuestras falsas creencias y que predetermina en muchos casos nuestros actos y con ello nuestra vida.


Como en todas las cosas la predisposición que tenemos ante algo determina el resultado. Si creemos que algo no lo haremos bien, seguramente no lo haremos bien. La voz interna que no calla nos condiciona, con el pretexto de que nos protege, pero en realidad nos limita y nos impide sacar nuestro mayor potencial, normalmente con su herramienta preferida que no es otra que el miedo.




Ante cualquier cosa en la vida tenemos una mirada elegida y predispuesta que va a ser el resultado de cómo veamos lo que nos toca vivir. Tenemos tres tipos de miradas y vamos a intentar dártelas a conocer;


1.- Mirada negativa.


Yo creo que todos conocemos a alguien con la mirada negativa. Es esa persona que critica, que todo le parece mal, que augura siempre algo malo que piensa que va a suceder, que está exponiendo ante nuestros ojos escenarios catastróficos de los que luego le encantará argumentar frases tales como; “te lo dije” “¿lo ves?” “ lo sabía”, etc.


Las personas con mirada negativa no solo ven todo lo malo en los demás, también ven lo malo en ellos mismos, por eso no se sienten valorados la mayoría de los casos. En su defensa diré que no lo pueden evitar, no saben cambiar su percepción. Seguro que si supieran tomar consciencia de cómo ven la vida, se permitirían poder ver el mundo de otra forma, una forma que les daría la oportunidad de ser más felices.


2.- Mirada neutra.


La mirada neutra es la mirada de la consciencia, de la objetividad, de la responsabilidad. Seguramente te estarás preguntando que tienen que ver aquí la responsabilidad, pero creo que quizás sea el concepto más importante que puedo darte para conocer la mirada neutra.


Las personas con mirada neutra son personas que saben que la vida nos presenta retos a los que tenemos que hacer frente. Y estas personas tienen una mentalidad guerrera que les permiten saber que es su responsabilidad afrontar el reto que la vida le pone. La personas que no afrontan los retos son personas con mentalidad de víctima, esta personas echan culpas, a los demás y a ellos mismos, es su forma de justificar su falta de mentalidad guerrera o lo que es lo mismo su falta de responsabilidad.


La mirada neutra es la mirada no condicionada previamente, es la mirada objetiva de los hechos y en función de esos hechos se actúa. Las personas con mirada neutra son personas que consiguen sus objetivos, que analizan lo que les toca vivir y que responden a ello con su mejor dedicación e intenciones.


3.- Mirada positiva.


La mirada positiva es esa mirada de la vida en la que el individuo cree que le va a salir bien el reto que se le pone por delante. Creo que a todo el mundo le gustaría ser positivo, porque esta visión del mundo te va a permitir dar el paso para afrontar los retos, sin temores y sin titubeos.


La mirada positiva vista como palanca para afrontar los retos, para confiar en uno mismo es ideal, pero tenemos que tener cuidado con ese exceso de optimismo que nos ciega y no nos permite; en primer lugar analizar bien el reto para no fallar, digamos lo que se conoce coloquialmente como “ir de sobrados” y en segundo lugar nos va a posibilitar la frustración cuando nuestras expectativas optimistas no se cumplan.


Por tanto sin duda alguna, la mirada optimista como palanca para afrontar el reto es primordial, pero no ser objetivo y pecar de exceso de confianza es abrir la puerta al fracaso del asunto que tengamos entre manos.


Quisiera terminar con una anécdota que puede hacer entender mejor estas tres miradas con las que afrontamos la vida. Como ya sabéis soy el coach deportivo del club de golf La Cañada, y tengo la maravillosa oportunidad de entrar en la mente de jugadores fantásticos de golf tanto amateur como profesionales, además tengo que decir que son fantásticos tanto como personas como golfistas. Pues bien, en las previas a los torneos yo prácticamente sé cómo van a realizarlos y si van a tener un buen resultado o no. Me equivoco pocas veces, y cuando me equivoco es porque han tenido la habilidad de cambiar ellos mismos el tipo de mirada a la que hacemos referencia en este post.


Aquellos que me expresan la mirada negativa sé que no tienen ninguna opción en el campeonato, echarán la culpa al viento, a la rapidez de los greenes o lo que sea pero tienen el campeonato perdido de antemano.


Aquellos que ven el torneo con la mirada excesivamente positiva empezarán bien y pueden hacer un buen torneo pero no ganan la mayoría de las veces, ya que se frustran ante el primer fallo que no cumple sus expectativas, su exceso de optimismo les hace creer que su juego a de ser perfecto y en golf no hay perfección.


Por último aquellos que confían en su juego y que afrontan el torneo sabiendo que el campo le pondrá entre las cuerdas en algún momento durante los 18 hoyos, esos jugadores o jugadoras que están dispuestos a afrontar las dificultades son los que por medio de esa mirada neutra analizan la situación, salen del atolladero y ganan el campeonato.

Técnicamente son todos igual de buenos o buenas, lo único que les diferencia es su modo de pensar, es su modo de ver el reto que tienen por delante.


Por tanto, querido amigo o amiga de este post, toma consciencia de con que mirada ves los retos de tu vida y pon remedio a ello. Tu destino está en tus manos, pero sobre todo en tu mirada, recuerda que tu mirada condiciona el resultado.


¿Te hablé de mis atajos?

Te ofrezco tres atajos de 8 semanas para recorrer 20 años.

Primer atajo: Lidera los RR.HH en 8 semanas

Segundo atajo: Deja de sufrir a un “jefe” tóxico en 8 semanas

Tercer atajo: Transfórmate en el líder que necesitas ser en 8 semanas

Programa 100% online.

Quizás estás a un "clic" de cambiar tu vida. Pide información sin compromiso aquí.


  • José Antonio Fdez Viñas

Transcripción del episodio 26 del podcast Trabajo feliz), si prefieres escucharlo pulsa aquí.




Liderazgo, ¿moda o necesidad?


Se habla tanto de liderazgo que muchas personas creen que es una moda, que pasará de largo como todas las modas. Las empresas ignorantes que son las empresas dirigidas por dirigentes ignorantes ven el liderazgo como una moda de “buenismo” en la que no solo no creen, sino que piensan que es una forma de dirigir que les perjudicaría a la hora de conseguir sus objetivos.


Antes de seguir me gustaría aclarar que al decir empresas o dirigentes “ignorantes” no me refiero al adjetivo peyorativo de ignorancia y lo que el implica. Nadie duda de que esas personas conozcan a la perfección su negocio y por eso se dedican a ello. Pero utilizo el adjetivo ignorante como el estado contrario a la consciencia.


Estos dirigentes no son conscientes del sentir de sus equipos, no son conscientes de lo que demanda la sociedad, desconocen sus valores corporativos, y lo que es peor desconocen sus valores personales.


Las sociedades han evolucionado, las nuevas generaciones reclaman un tipo de mando con liderazgo porque son generaciones muy preparadas académicamente y además son generaciones a las que no se les ha inculcado una tolerancia a un trato determinado que seguramente si tuvieron sus padres. La visión de vida de estas nuevas generaciones es radicalmente contraria a la existía.


Hace 20 años las puertas de una empresa se abrían con una titulación universitaria, teniendo esto daba igual tu condición personal, daba igual tu marca personal, se valoraba el conocimiento, solo el conocimiento. Esto ha cambiado, una titulación ya no es suficiente, hay saturación de títulos universitarios en determinados países, y las empresas conscientes ya no valoran solo la titulación, ahora en sus procesos de selección necesitan incorporar dos nuevas variantes; una sería “¿Qué sabes hacer?” y la otra “ cuál es tu grado personal de liderazgo. La especialización hoy en día es fundamental, tu habilidad personal a la hora de relacionarte también.


Las empresas con liderazgo corporativo son atractivas para el talento, son atractivas para esos mejores candidatos que tienen la titulación y ese algo más, esa cualidad que lo diferencia del resto. Lo único que diferencia a una empresa de otra son las personas que trabajan en ellas. Las empresas ignorantes no son atractivas y solo pueden optar a candidatos mediocres. Las empresas que optan a candidatos mediocres por tanto son empresas mediocres, las empresas mediocres jamás lideraran el mercado.


Este tipo de empresas mediocres son el caldo de cultivo de empresas infelices, sus empleados han de estar preparados para sufrir, deben prepararse para vivir en culturas empresariales sin valores determinados, sin relaciones “sanas” y cooperativas, sin opción ninguna a la realización personal y profesional. Lo peor es que la falta de consciencia de estos empleados les hace sufrir, sin saber cuál es la razón de ese sufrimiento. Esto que te cuento espanta el talento. Por eso este tipo de empresas tienen una alta rotación de empleados. El empleado en cuanto tienen otra opción se va.


Hay una delgada línea que se traspasa continuamente entre un mal jefe y un jefe tóxico, un mal jefe no lo es porque quiera serlo, simplemente es un mal jefe porque no sabe hacerlo mejor. Ante esta situación solo hay una solución que no es otra que dotarlo de la necesaria habilidad del liderazgo. En definitiva en convertirlo en una persona consciente.


Pero para solucionar cualquier problema el primer paso es reconocer que se tiene dicho problema. El ego de estos dirigentes ignorantes no les permitirá reconocerlo. Por desgracias solo pueden cambiar ellos, pero normalmente no cambian porque no saben que tienen que cambiar. Ni siquiera saben que pueden cambiar.


Si trabajas en una empresa así y quieres dejar de sufrir solo puedes cambiar tú. Puedes convertirte en un empleado consciente para cambiar tu percepción y dejar de sufrir por lo que hoy sufres.


La vida es neutra, solo tú decides verla de alguna forma determinada. En un cambio de percepción está tu felicidad personal y profesional.


Espero haberte aportado valor. Ya seas CEO, mando intermedio, empleado o lo que seas. Espero que hoy reflexiones sobre lo que he comentado en este episodio, espero que cambies todo lo que este en tu mano para mejorar tu vida. Eres el dueño de tu vida. Coge la sartén por el mango y ponte en marcha. Hay una vida feliz esperándote y puedes conquistarla con la decisión que tomes hoy mismo.


Gracias por tu atención.!!!


¿Te hablé de mis atajos?

Te ofrezco tres atajos de 8 semanas para recorrer 20 años.

Primer atajo: Lidera los RR.HH en 8 semanas

Segundo atajo: Deja de sufrir a un “jefe” tóxico en 8 semanas

Tercer atajo: Transfórmate en el líder que necesitas ser en 8 semanas

Programa 100% online.

Quizás estás a un "clic" de cambiar tu vida. Pide información sin compromiso aquí.

2/24
CONTACTO

Edificio Arttysur 6ª Planta, despacho 7 B

Polg. Ind. Palmones III, Los Barrios. CP:11379

Tel: 608 087 162      José Antonio Fdez Viñas

  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Twitter Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • amazon
  • COPE
  • 2671567883148_XXL

Nombre *

Email *

Asunto

Mensaje

© 2017 brigth cherry innovations