• José Antonio Fdez Viñas

Queridos amigos del blog!!!


Una semana más nos disponemos a desarrollar un nuevo post para poder reflexionar sobre algún área que nos permita crecer y desarrollarnos. No es ninguna noticia nueva mi pasión por la lectura y principalmente por la lectura de crecimiento personal.


Ya hemos comentado muchas veces que todo lo que necesitas saber ya está escrito, por tanto, piensa en que área de tu vida quieres mejorar y busca libros relacionados en este sentido. Esto es una de las mejores cosas que puedes hacer por ti.


Hoy quiero hablaros en este post de “Tus zonas erróneas” un best-seller de Wayne Dyer con más de 50 millones de ejemplares vendidos. La esencia de este libro sería encontrar las zonas erróneas que se encuentran en nuestros pensamientos para tomando consciencia de ellas cambiar nuestros pensamientos y de este modo cambiar nuestra vida también.






Algunas de las ideas principales que Wayne Dyer plasma en lo que es su obra maestra son;


HAZTE CARGO DE TI MISMO


Nuestra vida depende de lo que pensamos. El día que somos capaces de dominar nuestros pensamientos y de desechar todos los que no nos ayudan, ese día podemos decir que tenemos las verdaderas riendas de nuestra vida.


No resulta fácil al principio, pero como todas las cosas con entrenamiento y tomando consciencia de lo que pensamos, poco a poco, podemos ser capaces de ir corrigiendo nuestros pensamientos hacia la toma de decisiones que realmente nos interesan para los objetivos que tengamos en la vida.


NO TE HACE FALTA LA APROBACIÓN DE LOS DEMÁS


Otro de los errores comunes en todos los seres humanos es el de tener la necesidad de la aprobación o reconocimiento de los demás. Muchas veces la falta de esta nos paraliza.


La aprobación de los demás, es la opinión subjetiva de un tercero. Esto no puede ser lo que marque el ritmo de nuestro proceso. Es por ello por lo que deberíamos de solo dar importancia a nuestro potencial en función de la evidencia de nuestros hechos.


ROMPE CON TU PASADO


Cuando digo de romper con el pasado no significa olvidarnos de todo, ni romper cualquier vínculo con él, pero sí de seleccionar todo lo que nos interesa y desechar todo lo que no nos interesa.


Somos el resultado de nuestro pasado. Nuestro pasado a forjado la persona que somos hoy. Somos el resultado de nuestra cultura, de nuestras creencias, de nuestras vivencias, etc… Por eso es importante hacer el ejercicio de estudiar nuestro pasado e ir rebuscando en él.


Al hacer este ejercicio encontraremos muchas creencias erróneas que condicionan nuestro presente, encontraremos juicios también erróneos que han forjado nuestro presente también.


Todo esto es lógico, la persona que somos hoy tiene una perspectiva distinta a la persona que éramos entonces. La persona de hoy es más madura, más formada, con más experiencia, etc.


DOS EMOCIONES INÚTILES: CULPABILIDAD Y PREOCUPACIÓN


Las dos emociones inútiles que inevitablemente y de forma recurrente nuestra mente nos muestra continuamente. La culpa y la preocupación.


Nuestra mente nos hace viajar continuamente, tiene una obsesión generalizada de no dejarnos tranquilos en el presente. Por eso no hace viajar al pasado para que allí encontremos la culpa. También no hace viajar mentalmente al futuro para que allí encontremos la preocupación o lo que es lo mismo el miedo.


Si te das cuenta en el presente siempre estamos tranquilos, cuando estamos focalizando en el presente no hay ningún pensamiento perturbador. Es cuando nuestra mente nos lleva al pasado o al futuro cuando encontramos el sufrimiento. Toma conciencia de esto y encontrarás una mayor paz y bienestar en tu día a día.


EXPLORA LO DESCONOCIDO


Nos da miedo explorar lo desconocido, es justo lo que hemos explicado en el punto anterior, sin explorar lo desconocido no hay evolución. La forma de evitar el miedo nuestra mente es no salir de la denominada zona de confort, pero sin salir de ahí no hay progreso.


Nuestra mente argumentará miedos para paralizarnos, pero como ya hemos explicado otras veces los miedos son irreales. Un miedo es un pensamiento futuro sobre algo negativo que creemos que nos va a pasar. Pues bien tiremos de estadística la mayoría de los pensamientos que creemos que nos van a ocurrir no ocurren nunca. Recuerda que 2 de cada 10 pensamientos son negativos, o lo que es lo mismo 2 de cada 10 pensamientos nos inculcan miedo.


DEJA DE POSTERGAR


Postergamos y postergamos la mayoría de las cosas. ¿Por qué lo hacemos?... Lo hacemos por miedo. Miedo a equivocarnos, miedo a tomar una decisión errónea, miedo a fallar y que hagamos el ridículo, miedo, miedo, miedo.


Una de nuestras mayores taras es el miedo que nos inculca nuestra mente, nos paraliza, nos bloquea. Hay que tomar decisiones y no postergar. Decidir y no postergar no es decidir sin analizar, no es decidir a lo loco, es simplemente decidir sin lo que denominamos la semana pasada la “parálisis por análisis”.


Queridos amigos del blog, he intentado destacar algunas enseñanzas de este fantástico libro de Wayne Dyer. En la vida llega un momento en el que es necesario analizar lo que somos para poder corregir todas aquellas deficiencias que nos están frenando. Toma consciencia de estos boicoteadores de nuestra vida que en el día de hoy hemos hablado. Estoy seguro de que lo vas a agradecer.


Feliz semana!!!!



213 visualizaciones
  • José Antonio Fdez Viñas

Queridos amigos del blog!!!


Aquí estamos una semana más con un post que nos ayude a tomar consciencia de nuestra situación real en cualquier área de nuestra vida y determinar que podemos mejorar o que podemos cambiar en nuestra vida para que esta mejore.


Tu mejor versión es como un slogan muy positivista de típica película motivacional, pero si ejercemos el poder de las preguntas quizás seamos más conscientes de cómo nos encontramos y qué deberíamos hacer para mejorar. Por ejemplo, la pregunta que nos podríamos formular es; ¿Intento ser mi mejor versión en todo lo que hago?


Esta pregunta es muy poderosa. El simple hecho de formulárnosla nos muestra nuestro margen de mejora. Siempre tenemos margen de mejora. Sería de necios pensar lo contrario.

La vida nos pone muchos obstáculos, personas complicadas, retos difíciles, situaciones conflictivas, etc. Cuando esto ocurre tenemos que apelar a nuestra responsabilidad, que no es otra cosa que la habilidad de responder. De esta respuesta ante las adversidades depende el resultado de nuestra vida.


Hoy en este post vamos a tomar consciencia de cuatro piedras que solemos tirar sobre nuestro tejado. Cuatro piedras que lastran nuestra evolución, nuestro crecimiento, nuestro desarrollo.


Estas cuatro piedras son obstáculos que nos ponemos nosotros mismos. Vamos a destaparlos del escondite oculto de tus hábitos, costumbres y pensamientos. Estate atento y si ves que los utilizas, toma medidas para erradicarlos porque es así como tu evolución volverá a tener una velocidad crucero.




Estas cuatro piedras de las que hablo son;


Postergar o dejar las cosas sin hacer.


Al postergar y dejar las cosas sin hacer en realidad nos estamos faltando el respeto a nosotros mismos. Es no cumplir con nuestro propio compromiso. Muchas veces dejamos de cumplir cosas con nosotros mismos que de tener que ajustar cuentas con un tercero no lo haríamos.


Vemos faltar el compromiso con nosotros mismos como algo normal, Lo vemos como algo irrelevante y en realidad debería ser todo lo contrario. Faltar al compromiso con nosotros mismos es faltar el compromiso a la persona más importante de tu vida, la persona más importante de tu vida eres tú.


Si no cumplimos un compromiso con otra persona tiene consecuencias, con un jefe te puede despedir, con una pareja puede divorciarse, quizás el miedo a tales circunstancias sea la palanca para no fallar. Por tanto, busca las consecuencias de postergar la circunstancia que sea y quizás ahí encuentres tu palanca para no fallarte ni una vez más.


Parálisis por análisis.


La parálisis por análisis es una de las grandes piedras que nos impiden avanzar. Hay quien va postergando las cosas pensando que se arreglaran solas, esto es lo que hemos hablado en el punto anterior. Pero hay personas que van postergando las cosas por sus dudas o por sus miedos y analizan infinidad de variables de las consecuencias que se tendrían con cualquiera de las decisiones.


Por supuesto no se trata de tomar decisiones sin pensarlo, pero tampoco caer en lo que se denomina en el mundo empresarial la parálisis por análisis. La persona que sufre esa parálisis por análisis normalmente decide mal y tarde. Y por regla general el no haber tomado las decisiones a tiempo ha ralentizado el curso normal de las cosas ocasionando consecuencias que suelen ser negativas.


Las excusas


Queridos amigos el poner excusas es la forma más fácil de creer que no tenemos la responsabilidad sobre el tema que se trate. Yo suelo denominarlas las excusas del Ego, las excusas de esa vocecita que no para en nuestra cabeza y que busca e ingenia coartadas para salvarnos.


Algunas Excusas pueden colar con terceras personas, sin duda menos de las que creemos, pero jamás cuelan con nosotros mismos. Sabemos que con este acto solo hemos intentado evadir nuestra responsabilidad.


Como os digo podemos engañar en un momento determinado a terceras personas, pero nosotros sabemos lo que es verdad y lo que es mentira. Por tanto, intentemos asumir nuestra responsabilidad y no intentar descargarla en nada ni nadie. Este hecho no nos hace ningún favor.


Sucedáneo de Paz


¡Queridos amigos!, se me ha ocurrido este concepto de “sucedáneo de paz” porque muchas veces nos encontramos en situaciones vitales a disgusto con lo que vivimos y en vez de intentar poner remedio y tomar acción nos resignamos a ese estado de letargo que no es una paz verdadera sino un simple sucedáneo que es fuente de insatisfacción e infelicidad.

La felicidad es un estado de paz interior, no es un estímulo ocasionado por lo que nos ocurre desde afuera. Por tanto, tomemos consciencia de que es lo que no nos gusta de todas aquellas cosas que vivimos y busquemos una solución para salir de ese estado de insatisfacción.


La solución está en la toma de acción y en la no aplicación de los conceptos que anteriormente hemos hablado. No postergues la acción, no sufras la parálisis por análisis y no busques excusas para no ejecutar dicha acción.


¡Queridos amigos del Blog!


Un día dos amigos entre bromas, le comentó uno a otro que era farmacéutico…, ¿sabes alguna pastilla o algo que me pueda tomar para ser feliz? A lo que el amigo farmacéutico le contestó…. Lo único que puedes tomar para ser feliz son soluciones.


Analiza todo aquello que no te gusta de tu vida y piensa en una acción que puedas tomar para cambiar esa situación que no te gusta. Si no cambias nada todo seguirá igual, pero si tomas una decisión e intentas hacer algo nuevo te estarás dando la oportunidad de ser un poquito más feliz.


Feliz semana!!!

329 visualizaciones
  • José Antonio Fdez Viñas

Queridos amigos del blog!!!



Una semana más me dispongo a contarte reflexiones que llegaron por algo que leí, que descubrí o que viví. Todos tenemos una vida ideal en nuestra cabeza. Objetivos, sueños que de cumplirse harían de nuestra vida a priori un poquito más feliz.


¿Qué nos impide tener esa vida que deseamos? Quizás alguna de las respuestas que rondaron por tu cabeza ante esta pregunta fue…. El dinero, la suerte o cualquier otra respuesta que te justifique tu estado actual, lo que eres o lo que has conseguido.


Ha veces los seres humanos buscamos excusas externas para justificar nuestros fracasos. Cuando tenemos 13 años podemos autoengañarnos con aquello de “el profesor me ha cogido manía” pero cuando ya somos adultos seguir camuflando nuestra mediocridad con justificaciones externas es estar tirando la toalla ante la posibilidad de tener la vida en la que realmente lleguemos a ser felices.


Por eso hoy vamos a hablar de 5 consejos o 5 reflexiones que pueden ayudarte a tomar las riendas de tu responsabilidad vital y con ello empezar a vivir la vida que deseas.




Estos 5 consejos o reflexiones son;


1.- Tu autoestima es tu responsabilidad.


Quizás sea el momento de dejar de echar la culpa a los demás y empezar a asumir la responsabilidad de valorarnos a nosotros mismos. Nadie te va a valorar sino lo haces tu mismo antes, nadie te va a querer si no te quieres tu a ti mismo antes.


Nuestra autoestima es la palanca para conseguir lo que nos proponemos en la vida, y nuestra autoestima sólo depende de nosotros. Nuestra autoestima es el resultado de lo que nos hemos contado de nosotros mismos, y no de lo que otros han dicho sobre nosotros. Las demás personas pueden decir lo que quieran, pero sólo nosotros mismos hacemos validos esos juicios en nuestra mente.


Por tanto, querido amigo intenta contarte todo aquello que te permita crecer, que te permita acercarte a lo que deseas, esto mantendrá tu autoestima intacta para seguir remando hacia el objetivo que te hayas propuesto.


2.- Todo empieza en tu mente.


Lo que crees de ti es lo que creas en tu vida, ¡no te olvides de esto!. Hace algunas semanas en este blog hablábamos específicamente del efecto Pigmalión y cómo este efecto era absolutamente decisivo en el resultado de las personas en las que nos convertimos y en lo logros que alcanzamos.


Hablábamos de la importancia que tiene esa autoimagen que tenemos de nosotros mismos. Para conseguir esa autoimagen necesitamos filtrar nuestros pensamientos y desechar todos aquellos que nos alejen de todo lo que queremos conseguir. Somos el resultado de lo que pensamos, por tanto, pon mucha atención en tus pensamientos, y quédate sólo con aquellos que te acercan a lo que quieres.


3.- Conquista tu libertad vital.


Cuando digo esto de conquista tu libertad vital me refiero a que quizás sea el momento de empezar a vivir tu vida y dejar de ser el resultado del deseo de los demás.


El dramaturgo de origen irlandés pero afincado en Londres Oscar Wilde decía “Sé tú mismo, el resto de los papeles ya están cogidos”


Por tanto, quizás sea el momento de hacer una reflexión profunda con respecto a cuantas cosas que tienes en este momento en tu vida son más el resultado de los deseos de los demás y no del de nosotros mismo. No se trata de convertirse en un egoísta, pero si quizás de equilibrar un poco la balanza.


4.- Evita compararte con los demás.


Los seres humanos solemos compararnos con las demás personas y además no con cualquiera. Normalmente elegimos compararnos con personas que consideramos de éxito. ¿Qué puede salir de una comparación de este tipo? Pues está claro, de una comparación así solo puede salir frustración y desánimo.


Por todo esto que te cuento, solo debemos realizar un tipo de comparación y es compararnos a nosotros mismos con la persona que fuimos ayer y la que somos ahora. Esa comparación es la única comparación que nos puede ayudar a crecer, es la forma de medirnos y de ser conscientes de nuestra evolución. ¡Ojo! El resto de las comparaciones además de ser subjetivas en realidad solo nos sirven para debilitar nuestra autoestima.


5.- Aléjate de las personas tóxicas.


Las personas tóxicas son uno de nuestros mayores frenos para este propósito de intentar vivir la vida que deseamos. Por eso es importante de rodearse de personas entusiastas, personas que sumen a nuestra vida, personas que nos alienten y nos empoderen hacia nuestros propósitos.


Como hemos dicho muchas veces en este blog, somos la media de las 5 personas con las que más nos relacionamos, si entre esas 5 personas hay alguna tóxica debes saber que no solo baja la media, sino que probablemente sea la causa del porqué no consigues las cosas que quieres.


Queridos amigos del blog, ya saben que estas opiniones están basadas en mi experiencia, por tanto, no se crean nada, pero por favor reflexionen y comprueben estas afirmaciones por ustedes mismos.


Feliz semana!!!






208 visualizaciones